SALAMANCA

iPan iVino

Home / BLOG / HISTORIAS DE UN TABERNERO

HISTORIAS DE UN TABERNERO

Tapa de callos rellenos

Hace un tiempo, entro una mujer de mediana edad y con gafas de sol en la taberna. Se sentó en una mesa y un camarero encantador, que por aquel entonces trabajaba con nosotros, le preguntó:
“¿Va a comer sola?”
Ella contestó sin levantar la mirada “Si”
El camarero, con la idea de agradar al cliente y romper la frialdad del primer contacto le hizo un comentario trivial. “A mi me encanta comer solo”.
A lo que ella respondió “A mi no, me acaban de dejar”.

Nos pidió un vino. Miramos a la pizarra. Teníamos más de veinte referencias de vinos por copas, y después de meditar, le elegimos “su vino” (¿qué vino marida con una ruptura?).
Le servimos una copa y le preguntamos si le gustaba. Ella contestó que mucho.

Le dije lo único que se me ocurrió en ese momento: “Te prometo que este vino no te defraudará durante este año. El de la siguiente añada no te lo garantizo, pero si te pasas por aquí, te buscaremos otro”.

¿Quieres estar al día de lo que hacemos?

>> <<